Blog

Peeling con Ácido Retinoico

fondo1200x1200-retinol

El peeling o la exfoliación es una técnica destinada a obtener una renovación de las capas superficiales de la piel. Esta técnica puede realizarse de forma física; como la dermoabrasión o en forma química con distintas sustancias.

Es muy útil para tratar acné y sus secuelas, manchas oscuras, piel dañada por la exposición solar (fotoenvejecimiento), para obtener renovación celular y para dar brillo y suavidad.

Los peelings pueden ser superficiales, medios o profundos, según la capacidad de penetración cutánea de los productos utilizados.

Los superficiales son los utilizados en cosmiatría y en patologías que presentan sensibilidad cutánea como rosácea.

Los medios y profundos, son los denominados peelings dermatológicos y su finalidad es forzar la regeneración de colágeno y de fibras elásticas.

Los peelings profundos, provocan un efecto lifting y tienen gran poder destructivo celular, esto genera una renovación celular intensa, pero también, mayor riesgo de efectos no deseados como cicatrices, alteraciones en el color de la piel, reactivación del herpes zoster, entre otros.

La intensidad del peeling es distinta según el tipo de producto químico que se elija y se regula eligiendo la concentración del producto, su pH, el tiempo de aplicación y si se utiliza oclusión.

En esta oportunidad hablaremos del ácido retinoico utilizado para peeling   

En dermatología este ácido es muy utilizado en el tratamiento del acné, sobre todo aquel que presenta comedones (puntos negros o blancos) y pústulas (granitos de pus) y es un  aliado fundamental para el tratamiento del envejecimiento prematuro de la piel generado por el daño solar. Por otro lado, al provocar una descamación cutánea, colabora en  el tratamiento de las manchas oscuras que aparecen en la piel por distintos factores; por nombrar algunos podemos decir, la exposición solar, los anticonceptivos y la predisposición genética.

El acido retinoico tiene su acción a nivel celular estimulando la síntesis de colágeno, y posee una acción posterior a su aplicación de aproximadamente 4 meses.

Los peelings de acido retinoico, son confiables y cómodos para el paciente, a pesar de provocar una descamación intensa y enrojecimiento a los pocos días de su realización.

La aplicación de acido retinoico debe ser realizada por médicos con experiencia en este tipo de productos.

Como en todos los peelings se debe indicar el cuidado de la piel con protector solar, informarle al paciente que puede sentir un ardor al colocarse cremas humectantes o lavarse el rostro con agua caliente.